Archivo de la etiqueta: Ciencia

And the winner is…

Si fuera una atolondrada miss respondería que “ha ganado la Ciencia” (¿a los misters les hacen preguntas trampa también? no sé, no veo concursos de belleza), pero la verdad es que me he quedado más feliz que una perdiz ganando el primer premio en el concurso de fotografía “Reflejos de la Ciencia – Zientziaren Islak” 🙂

Entre dos mares / Itsaso biren artean

Entre dos mares / Itsaso biren artean

La foto que envié no es per se merecedora de ningún premio, sacada en automático, a mano alzada, en mitad de un paseo por Azkorri (hay fotos con una calidad muy superior). Pero como ocurre en los exámenes, hay que leer bien el enunciado, y en este concurso no se premiaba la calidad artística de la foto (que solamente influía en el 20% de la calificación), sino la composición del mensaje científico (el 40% de la calificación) y ahí es donde intenté dar el do de pecho explicando algunas cotidianidades interesantes:

También envié un vídeo que gustó al jurado, pero me dijeron que no podía optar a dos premios, algo que vi normal. Aún así, me alegró que les pareciera interesante:

Así que lo dicho, estoy encantado con el premio, sobre todo porque tiene que ver con algo que me apasiona: la ciencia 🙂

Desde aquí mi agradecimiento al jurado, los organizadores y los patrocinadores 😉

Una década sin Carl Sagan

Siguiendo con la magnífica idea de hacer un blog-athon conmemorativo del décimo aniversario de la muerte de Carl Sagan, aquí está mi humilde aportación a la causa.

Conocía a Sagan de leer reseñas de sus libros, de la serie de divulgación Cosmos que tantas siestas me ha amenizado (además de aprender, ¡relaja que no veas!), de su novela y posterior película Contact… Desconocía mucho de su vida, y a la hora de escribir este artículo sobre él, me he empapado de Wikipedia para darme cuenta de lo que ya sospechaba: Carl Sagan fue un grande dentro de la ciencia, quizá no por sus premios o artículos científicos, sino por sus ganas de divulgar todo lo que iba descubriendo. Está claro que son necesarios los científicos de laboratorio y papers, pero valoro mucho también quien baja un par de peldaños para contárnoslo con ejemplos sencillos y con la amabilidad de Sagan, que ha sido un divulgador como la copa de un pino.

Gracias a esta iniciativa he podido conocer blogs muy interesantes como el blog de su hijo Nick Sagan o el de Joel Schlosberg, el promotor de la idea, además de otros que ya conocía como Bad Astronomy (¿os suena “Malaciencia“?, en la misma línea).

Me permito reproducir uno de sus textos que más me han gustado (gracias a la traducción que en su día hizo Gabriel Rodríguez Alberich y que la gente de AstroRed colgó en su web).

Sigue leyendo