Archivo de la etiqueta: música

Kantu leunak nahi nituzke jarri…

Aprovechando las ganas que tiene la gente de ayudar a través de las redes sociales, hace unos días me animé a “socializar” un encargo que me habían hecho: crear un listado de canciones tranquilas (no necesariamente baladas) en euskera. Así que tomo prestado el verso de Ruper Ordorika “kantu leunak nahi nituzke jarri” (me gustaría poner canciones suaves) para titular esta entrada 🙂

La respuesta de la gente ha desbordado mis expectativas y el listado que en pocas horas generamos es el siguiente:

Mil gracias a toda la gente que ha contribuido 🙂 (@matalaz, @saghul, @n61, @fuanis, @_buxus, @irenetxiki, @AitorArechabala, @Uhernand, @josianito, @azetaekis, @suzzlo, @jabiluengo, @josianito, @ilis, @itzitxo, @ikerbrk, @ibai, @chambertuX, @cyrusnimda, @Eneko_McCracken, @aizenar, @_izartxo_, @Inselafor, @jjontx, @jaimeirurzun, etc.)

Por supuesto, tenéis a vuestra disposición los comentarios de esta entrada para seguir contribuyendo con más recomendaciones 😉

La tristeza es hermosa con Clint Mansell

Hace tiempo que no oculto que soy un fan incondicional de Darren Aronofsky. Solamente he visto 3 largometrajes suyos (PI, Requiem por un sueño y La fuente de la vida), tampoco tiene muchos más (aunque si alguien sabe como conseguir Protozoa, Fortune cookie o Supermarket sweep, ¡que me avise!), pero los 3 me han impactado mucho.

Quizá la película más difícil de ver ha sido La fuente de la vida, no me esperaba el guión y de hecho no me vino muy bien verla por la temática que trata. Aún así, Darren sigue siendo uno de mis directores favoritos y cuando he vuelto a verla, he flipado con la manera de transmitir con imágenes.

Si Darren maneja el lenguaje visual como pocos, Clint Mansell compone para sus películas como ningún otro. Supongo que a muchos os sonará su tema principal en Requiem por un sueño, lo han usado en multitud de vídeos, anuncios, promociones e incluso en trailers de otras películas (creo que en el Señor de los Anillos).

Quizá os suene menos su banda sonora para La fuente de la vida. A mí sencillamente me alucina. La suelo utilizar para relajarme y para estudiar (mañana tengo examen y “estoy haciendo un descanso”) y creo que Clint Mansell es capaz de hacer música triste y hermosa, requiems que apetece escuchar.

Os dejo con la primera canción de la BSO, para que os entren ganas de más: